El hombre y su relación con el medio ambiente

Los chamanes de tierras lejanas y selváticas, los druidas de la vieja Europa, los brujos africanos y hasta los tres dioses de la India, todos creen en el poder de la naturaleza. Nadie sabe si fue un todopoderoso o si la Hipótesis Gaia es real, lo que todos sabemos es que el hombre fue creado para estar en consonancia y en contacto directo con la naturaleza.

Escuchamos hablar del hombre y su relación con el medio ambiente, del hombre que maltrata al medio ambiente, del otro que lo cuida, del medio ambiente que nos rodea, o del medio ambiente en que vivimos; todos estamos equivocados, llevamos años mintiéndonos, hemos sido engañados por la propia naturaleza y su sabiduría nos vence una vez más.

¿Pero qué cataclismo es este? ¿Quién escribe estas cosas? ¿Habrase visto semejante afirmación? Así se preguntarán muchos, otros más sensatos leerán hasta el final.

A otra pregunta, ¿qué es el Medio Ambiente?, comúnmente se responde así: las aves en sus nidos, los ríos llenos de peces, los árboles y el oxígeno que proporcionan, los animales en el bosque, o cualquier otra idea zoológica o botánica que aluda a todo lo vivo que no sea el hombre. Por tanto, entendemos que el Medio Ambiente es lo presente, lo que está junto a los seres humanos, con lo que se convive.

¿Fuimos una vez más, engañados? No. Nos comportamos nuevamente con insensatez: No acabamos de entender que el hombre también es Medio Ambiente, que no solo forma parte de él, sino que lo conforma, que es una pieza más de ese inmenso rompecabezas que es el planeta Tierra.

Debemos recordar que la existencia del hombre se funda en su relación con la naturaleza. Es ella la que proporciona todo lo necesario para vivir y desarrollarnos, y nosotros los que proporcionamos un eslabón más en esa cadena evolutiva. Por ende, es el hombre parte del Medio Ambiente tanto como el Medio Ambiente es parte del hombre.

El filósofo y escritor Voltaire sentenció que “la naturaleza vuelve a los hombres elocuentes en las grandes pasiones y en los grandes intereses”. Si no fuera así entonces no existiría la literatura, la poesía, la pintura, el cine, la fotografía, porque la principal influencia en todas las artes es la naturaleza.

Confucio fue otro filósofo, pero esta vez chino y fundador del confucianismo. Él decía que “si sirves a la Naturaleza, ella te servirá a ti”.

Debemos tener presente que la tierra y sus componentes naturales, que son tan beneficiosos, no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos, porque ellos son tan hijos nuestros como nosotros de la tierra, y sentirnos hijos de la tierra, es ser parte del Ambiente. Y digo solo ambiente porque recuerdo una graciosa y sabia frase que alguien siempre me recuerda y que dicta lo siguiente: “quizás eso de medio es porque nos hemos robado la mitad”.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s