Muere Tony Dyson, el creador de R2-D2

tonydyson-660x374

Tony Dyson, más famoso por ser el creador de R2-D2, ha fallecido a los 68 años de edad en su casa en Reino Unido, se presume que por causas naturales.

El británico fue el responsable de fabricar hasta ocho modelos del droide astromecánico diseñado por Ralph McQuarrie. Ha fallecido a los 68 años en la isla de Gozo (Malta).

Star Wars fue un crisol de influencias y artistas con una visión en común, la de una galaxia muy, muy lejana en la que todo era posible, como que el acompañante inseparable del protagonista fuese un pequeño robot.

La historia del creador de R2-D2

Tony Dyson fue uno de los responsable de semejante éxito, haciendo realidad un diseño tecnológico y futurista (no puede ser otra cosa que un robot) con un toque adorable.

 R2-D2 fue diseñado por Ralph McQuarrie (como muchos otros personajes de Star Wars), pero se hizo realidad gracias a la experiencia de Tony Dyson, que por aquel entonces tenía un estudio en el Reino Unido llamado The White Horse Toy Company, después de haber trabajado en películas como Moonraker.

 

Ba_S2_RCAAADTyQ

Fue Dyson el que cogió los diseños originales de McQuarrie y los puso en práctica, algo mucho más complicado de lo que suena. Los esquemas originales que publicó el propio Dyson en Twitter así lo demuestran; R2-D2 era algo más que un juguete, y cuando la primera película de la saga se estrenó consiguió toda una legión de fans.

Un aficionado de su trabajo

El propio Dyson era uno de esos fans, e incluso creó un club en el que los aficionados podían fabricar sus propias réplicas, aunque nunca pudo volver a crear un R2-D2 con las dimensiones y medidas exactas del original.

tony-dyson-1

A Lucasfilm no le gustaba nada la idea de crear productos no oficiales de Star Wars y advirtió a Dyson de que no podía crear más que los ocho modelos necesarios para las películas, además de una cabeza adicional y los moldes originales.

Varios de estos modelos estaban destinados a ser “maltratados”, como el que es engullido y escupido por un monstruo en El Imperio contraataca, otros estaban huecos por dentro para que el actor Kenny Baker pudiese ir en su interior, y otros podían ser controlados a distancia.

Dyson fue nominado por un Emmy por su trabajo en los efectos especiales, y participó en varios proyectos relacionados con esta rama del cine, además de en películas como Superman II.

tony-dyson-3

En los últimos años el creador mostró su alegría ante la noticia de que Disney había conseguido los derechos de la saga Star Wars, lo que garantizaba que no iba a perderse y que la nueva generación la podría disfrutar.

 

r2d2tonydyson

El profesor Dyson también trabajó diseñando y construyendo robots para empresas de electrónica de primer nivel, como Sony, Toshiba o Philips, pero no abandonó el contacto con el cine y el mundo de los efectos especiales artesanales. Su buena mano con las prótesis y los cacharros mecánicos participó en Superman II (1980), Viaje alucinante al fondo de la mente (1980), Saturno 3 (1980) y Moonraker (1979), la aventura espacial de James Bond.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s