Pisar Marte podría arruinar la búsqueda de vida extraterrestre

24500-600x450

Los participantes del programa Mars Desert Research Station exploran el terreno que rodea sus instalaciones en Utah (Estados Unidos). ¿Podrán los humanos buscar vida en Marte o contaminaremos el planeta rojo con nuestros propios organismos?

Por Philip Toledano, National Geographic

Hace 20 años, los Estados Unidos celebraron su día de la Independencia enviando varios miles de invasores a la superficie de Marte.
El 4 de julio de 1997, el Mars Pathfinder aterrizó en una llanura del norte del planeta rojo conocida como Chryse Planitia (Planicies de Oro) llevando consigo a un pequeño rover llamado Sojourner, así como una gran cantidad de polizones: microbios terrestres.
¿Sobrevivió alguno de estos microbios? ¿Pudieron reproducirse y establecerse como los primeros colonizadores terrestres en ese mundo distante? Es altamente improbable, como aseguró al NASA en su momento, señalando que los científicos creían que “sería difícil mantener y cultivar vida en Marte”.
Eso es todavía cierto hoy en día. Durante los años transcurridos desde el aterrizaje del Pathfinder, los científicos han catalogado más de una docena de factores –desde la radiación a las toxinas del suelo– que convierten al planeta rojo en una trampa mortal para la mayor parte de los organismos terrestres.
Pero, como señaló la famosa película Parque Jurásico, en muchas ocasiones la vida encuentra su camino. Muchos biólogos han descubierto todo tipo de organismos en la Tierra que son capaces de sobrevivir en medios extremos, como en la gélida tundra ártica y los sequísimos desiertos. Además, otras sondas y rovers de Marte han encontrado áreas de planeta rojo, designadas como regiones especiales por la NASA, donde las condiciones medioambientales podrían fomentar el crecimiento de los microorganismosmás resistentes.
Esto presenta un dilema: las regiones especiales donde la vida terrestre podría surgir son también las áreas en las que sería más probable encontrar vida alienígena en Marte. Eso significa que, a no ser que tengamos mucho, mucho cuidado, podríamos arruinar nuestra oportunidad de descubrir organismos extraterrestres simplemente yendo en su búsqueda.
“Es como buscar estrellas cuando sale el sol”, explica Catharine Conley, de la NASA. “Si quieres encontrar vida en Marte tienes que deshacerte de toda señal de vida terrestre para verla”.
Manteniendo la “marcianidad” de Marte
 
Durante sus 10 años en la NASA, Conley ha tenido un trabajo difícil y en ocasiones poco apreciado: mantener Marte limpio. Ella es la directora de laOficina de Protección Planetaria, que tiene la tarea de evitar que los organismos alienígenas campen a sus anchas por los ecosistemas terrestres, así como evitar que los humanos pueblen involuntariamente otros planetas con organismos terrestres.
Los científicos, evidentemente, se han preocupado por la protección planetaria desde el inicio de la era espacial. Con el lanzamiento del Sputnik en 1957, parecía solo cuestión de tiempo que los Estados Unidos y la Unión Soviética empezarían a enviar naves a la Luna, Venus y Marte.
Algunos investigadores se dieron cuenta inmediatamente de que esta era una oportunidad sin precedentes para encontrar y estudiar organismos que habían evolucionado bajo circunstancias completamente diferentes. Esto posiblemente podría revelar modelos alternativos de vida que jamás sería posible encontrar en la Tierra. Pero esos mismos científicos estaban también preocupados por la contaminación biológica que podría arruinar esta labor.
Los defensores de la protección planetaria podrían citar numerosas pruebas históricas para justificar sus miedos. En el siglo XIV, unos barcos procedentes de Asia que transportaban ratas infestadas de pulgas trajeron la Peste Negra a Europa. Años después, los exploradores europeos introdujeron más de dos docenas de enfermedades en las Américas, lo que devastó las poblaciones indígenas. En décadas más recientes, las especies invasoras han demostrado cómo un único tipo de animal o planta puede causar estragos en un ecosistema entero.
Fuente: http://nationalgeographic.es/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s