Fotografías históricas nos revelan cuanto ha cambiado nuestra infancia por la tecnología

historical-children-playing-photography-58a41760dbfad__700

Nuestros antepasados nos demuestran que el mejor entretenimiento de un niño se halla en su enorme capacidad creadora e imaginativa.

Virtuoso fue el hombre que decía: “de niño se vive y después se sobrevive”. Filósofos innatos o piadosos por naturaleza, entre Socrates y Jesucristo hemos catalogado como debería ser nuestra infancia.

Recuerdos hay muchos, pero determinar las cualidades de la niñez puede realizarse observando las situaciones en las que esta lleva la batuta. Mis primos pequeños pelean, uno empuja al otro severamente, y cuando cae brutalmente contra el suelo, mira a su alrededor en busca de respuestas. Consecutivamente, nuestras reacciones al suceso producen ya sea un enorme lloriqueo por caras de preocupación, o una cálida risa por miradas distraídas.

Todo niño viene al mundo con cierto sentido del amor, pero depende de los padres, de los amigos, que este amor salve o condene

Caracterizados por unas ansías infinitas de juego, queremos correr, saltar, bailar. Un cuerpo enérgico que busca movimiento nos mueve a concebir dispositivos como el Wii, y en esos momentos comenzaba un proceso lento que nos introducía a la tecnología de una vez por todas.

wii-3

Nos dimos cuenta que sólo la energía de un niño iniciaba máquinas diabólicas como estas

Mi primera consola de videojuegos portátil vino tardía con una especie de Game Boy SP que le compré a un amigo con el dinero de mis tías, gran parte de mi familia pensaba que terminaría alienado.

Con una gran dosis de tecnología en mi niñez, es una enorme mentira que todo era alimentado por el polvo mágico de la imaginación. Últimamente, observando a esos mismos primos jugar, puedo darme cuenta que algunos dispositivos pueden alienar y de vez en cuando deberíamos regalarles una caja y pintar un arcoiris con nuestras manos. Veamos algunos de esos niños, que simplemente no tenían opción más que usar sus cabezas y esperemos que en el futuro la infancia vaya un poco más allá de sobar las pantallas de nuestros smartphones y tabletas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s