La “inocente” película de Disney que acabó con la vida de 5 cachorros

perritos-en-pelcula-de-disney-1200x675

Probablemente la idea de que una película sea protagonizada por un grupo de perritos nos podría provocar infinita ternura. Eso es lo que ocurre con ‘Cachorros en la Nieve’ de Disney. Sin embargo tras este filme se esconde un de los episodios de maltrato animal más oscuros que se ha vivido en Hollywood durante los últimos años.

La película que data de 2008 -y que pasó directo al DVD sin ser estrenada en los cines- forma parte de una nutrida saga que deriva de las aventuras de un Golden Retriever llamado Buddy, quien tiene una especial habilidad para jugar básquetbol (aunque parece broma, no lo es)

Ahora bien, “Cachorros en la nieve“, o también conocida como Snow Buddies, narra las aventuras de un grupo de cachorritos Golden Retriever, hijos de Buddy, quienes participan en una carrera de trineos en Alaska.

El rodaje de la película partió a fines de 2006, cuando la productora de Disney, Key Pix Productions, compró 25 cachorritos de esta raza a una pareja de criadores, para así comenzar las grabaciones del séptimo filme de la franquicia.

De esta manera los perritos viajaron en avión desde Nueva York hasta Seattle. Posteriormente la productora adquirió otros 5 cachorros a un criadero de Canadá.

Hasta ese momento no existía nada anormal. O eso parecía.

Problemas en el set

A poco del comienzo de las filmaciones, la American Humane Association, AHA, organismo que se encarga de fiscalizar y velar por el buen trato y condiciones de seguridad que deben recibir los animales en instancias como estas, visitó el set y sólo encontró 15 de las 30 crías que correspondían.

¿La razón? el resto se vio afectado por enfermedades parasitarias como coccidiosis y giardiasis (las que son comunes en perros de corta edad). De hecho, tres de los cachorros fueron sacrificados por las complicaciones de la enfermedad.

Sin embargo, eso no era todo.

Según indica el periódico Huffington Post, las filmaciones se llevaron a cabo en las cercanías de la zona baja de Vancouver, lugar que en ese momento era azotado por una parvovirus canino.

perritos-en-pelcula-de-disney-1200x675

Esta enfermedad de tipo intestinal grave resulta muy contagiosa y afecta, en gran medida, a cachorros, por lo que esto sumado a las condiciones meteorológicas del lugar, solo terminó por afectar aún más a las crías.

Cuando parecía que la productora de Disney a cargo del proyecto no podía tener más problemas, pronto se descubrió que habían violado la ley, puesto que establece que en este tipo de actividades sólo pueden participar cachorros que superen las 8 semanas, con la finalidad de que puedan desarrollar por completo su sistema inmunológico.

En este caso los perritos adquiridos por la productora tenían sólo 6 semanas.

Por este motivo otras 6 crías que protagonizaban el filme contrajeron parvovirus. Más tarde dos de ellas debieron ser sacrificadas.

El rodaje no se detiene

A pesar de que todo parecía estar en contra, desde Disney no paralizaron el proyecto. Sólo se ordenó enviar de vuelta a los cachorros de menor edad y alquilaron 28 nuevos perritos de la edad correcta.

A pesar de los nuevos resguardos los perritos también se vieron afectados por la enfermedad. Pero esta vez la productora hizo lo correcto: detuvo el rodaje para poner en cuarentena a los canes afectados, otorgándoles los cuidados veterinarios que correspondían, a fin de lograr el visto bueno de la AHA.

Tras esto el organismo les otorgó la autorización, consignando que Key Pix Productions siguió sus recomendaciones y realizó los cambios ordenados para evitar el contagio de más animales.

Estreno de la película y recaudación

Al conocer sobre este hecho, PETA, Personas por el Trato Ético de los Animales, tomó acciones y en marzo de ese año envió una carta al CEO de Disney de ese entonces, exigiendo que la película no fuera distribuida, ya que su rodaje causó la muerte de 5 de los cachorros.

Sin embargo el organismo jamás obtuvo una respuesta, y más tarde señalaron que la productora les envió información falsa respecto a la edad de los cachorros, y que luego de eso no volvieron a tomar contacto con PETA.

Desde AHA y Key Pix Productions responsabilizaron a la pareja de criadores de suministrar canes muy jóvenes.

Pero según el Huffington Post, hay quienes aseguran que la productora habría solicitado de manera específica crías de menor edad.

perro-en-cinta-de-disney

Snow Buddies | Disney

Tras estas acusaciones los criadores interpusieron una demanda por la afectación profesional que acarreó esta situación, pero esto sigue pendiente.

Pese a lo escandalosa que parece esta historia, las muertes de los cachorritos no generaron impacto ni repercusión en aquella época.

Y tampoco evitó que la película fuera comercializada en 2008, con recaudaciones que superaron los 50 millones de dólares, dando paso a 5 filmes de la saga.

Cabe señalar que al término de las películas en donde participan animales, es común que en los créditos figure la leyenda “ningún animal fue maltratado durante esta producción“.

Sin embargo en los créditos de “Cachorros en la nieve” sólo se aprecia la ambigua línea “La American Humane Association controló las escenas con animales“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s